Tirando Ando











{24 May, 2010}   Palabra de cine
El director de cine, guionista, articulista y escritor José Luis Borau ha presentado hace unos días su libro “Palabra de cine. Su influencia en nuestro lenguaje”. En él se explica en tono de humor la procedencia de expresiones ya arraigadas a la cultura española como pueden ser “la cagaste burlancaster” o “correr menos que el caballo del malo” Y es en muchas ocasiones y  casi sin saberlo, todos usamos a diario expresiones que provienen del mundo de la televisión o del cine: de anuncios, de películas o muletillas de actores, etc.

En “Palabra de Cine”, se cuenta de forma amena la influencia de éstas palabras y expresiones, indagando en sus raíces y explicando su “contaminación” al lenguaje cotidiano. Asimismo, explica a modo de diccionario la procedencia de la secuencia, personaje, diálogo o película que han hecho saltar esas expresiones de la gran pantalla al lenguaje cotidiano. Pero los términos que aparecen en él no sólo provienen del cine americano, sino que también son expresiones del cine clásico español –como “macho”- o del cine europeo, que con los años, también han influido en nuestra forma de hablar. Otras expresiones que se pueden encontrar en el libro son “morir con las botas puestas” que ha sustituido a “morir al pie del cañón”.

Por otro lado,  también se analizan en el libro la presencia de estas expresiones y su relación con el propio mundo cinematográfico. Con todo esto, se explica la procedencia de términos como “chupar cámara” o “a estas alturas de la película”.
Con este libro Borau ayuda a los lectores a comprender la evolución del castellano a través de la influencia del lenguaje cinematográfico en España. 


{5 April, 2010}   Lo-li-ta, Dolores, Lo

Este es uno de mis libros favoritos. La primera vez que leí Lolita me pareció un libro simpático. La segunda vez, pensé que era el libro más triste que había leído jamás…aún así, lo he leído varias veces más. Pero ¿qué se esconde realmente detrás de la obra maestra de Nabokov? Unos hablan de amor, otros de pornografía y  muchos otros, de inmoralidad. Lolita es la historia de la obsesión de un cuarentón Humbert Humbert que está buscando una habitación para vivir temporalmente en Ramsdale, New Hampshire, antes de volver a su trabajo de profesor en otoño. Mientras está buscando, Humbert llega a la casa de Charlotte Haze, una mujer viuda de su edad, que vive con Lolita, su hija de catorce años.  El profesor Humbert se  enamora locamente de la joven Lo y, para estar más cerca de ella,  decide casarse con su madre.

En esta sorprendente novela de amor, se enfrentan la atracción casi perversa por las nínfulas y el incesto. Se describe un paseo por el amor, pasando por la locura y la  violencia para  llegar, finalmente,  a la destrucción de los protagonistas.
La historia, narrada por el propio Humbert, está  también llena de ironía y crítica social de la América conservadora de los años 50. Será pues, el lector el que deba posicionarse a la hora de situarse en uno de los campos que separa la finísima línea en la que está dividida la novela: ¿amor o incesto?
 Uno de los puntos más interesantes que se puede encontrar el lector en esta obra es ¿Quién seduce a quién? ¿Es el profesor que imagina y persigue hasta la locura a su objeto de deseo o es la nínfula ingenua, consciente de su poder,  la que juega con el desequilibrio de su padrastro?
Con un arranque glorioso, Nabokov nacido en San Petersburgo, educado en Gran Bretaña y naturalizado norteamericano, ha sabido conquistar a lectores y críticos de medio mundo: Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: La punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.Era Lo, sencillamente. Lo por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita”.


Lolita en la gran pantalla
La obra de Nabokov ha sido llevada al cine en dos ocasiones. La primera, en 1962 de la mano de Stanley Kubrick y Vladimir Nabokov, que escribió el guión, y  fue protagonizada por  Sue Lyon y James Mason. La película obtuvo una nominación a los Oscars como mejor guión adaptado. La segunda, fue dirigida por Adrian Lyne en 1997 y protagonizada por Jeremy Irons y Dominique Swain y  Melanie Griffith  en el papel de  Charlotte Haze, madre de Lolita y Frank Langella  en el de  Clare Quilty.

FICHA DEL LIBRO:
Título: Lolita
Autor: Vladimir Nabokov
Año: 1998
Editorial: Anagrama



sas_pageid=’10633/78393′; // Pagina adn.es/impresa/cultura/noticias sas_formatid=4637; // Formato : DHTML 1×1 sas_target=”; // Targeting SmartAdServer(sas_pageid,sas_formatid,sas_target);

Hace ya bastante leí en ADN un artículo que me pareció bastante interesante. Hablaba de una serie de libros guía que explican en pocos pasos qué leer o cómo comportarse. Estos libros sirven para quedar bien delante de todo el mundo y ser capaces de seguir una “conversación intelectual”, por lo que en vez de profundizar en los temas, dan unas pequeñas pinceladas sobre diferentes materias: historia, literatura, arte, ciencia, música e incluso filosofía y religión. Toma ya!.

Por casualidad esta semana uno de esos libros ha vuelto a aparecer en mi vida (con el Círculo de Lectores, aunque no he visto el contenido) 365 días para ser más culto de Martínez Roca y me ha recordado aquel artículo. He encontrado una lista de libros del mismo estilo: Cómo hablar de libros que uno no ha leído, de Pierre Bayard) el Manual de supervivencia para cenas urbanas, de Sven Ortoli y Michel Eltchaninoff o El pequeño gran libro de la ignorancia, de John Lloyd y John Mitchinson que también pueden ayudar a aparentar ser más listo de lo que en realidad uno lo es.

Os dejo una breve sinopsis de cada uno que he sacado de ADN.

Para hacerse el listo en el trabajo : Cómo hablar de libros que no se han leído

Óscar Wilde aseguraba que jamás leía los libros que debía criticar, para no sufrir su influencia. Bayard propone una “biblioteca colectiva”, mejor hablar de libros que leerlos. Así lograremos la tan ansiada “visión de conjunto”:

Que el ‘Ulises’, de James Joyce, sale a colación, le bastará con saber es una adaptación de la ‘Odisea’ y que narra, a través de un monólogo interior, la vida de un joven a lo largo de una jornada en Dublín. Casi sin pestañear, su no-lectura pasará inadvertida.

Escuche lo que los lectores de verdad dicen al respecto de las obras. Tener buena memoria, le puede evitar alguna que otra humillación pública. Los ‘libros pantalla’ son útiles: seguro que pocos habrán leído ‘Poética’, de Aristóteles, pero sí ‘El nombre de la rosa’, de Umberto Eco. Incluso si quiere, puede recurrir a la adaptación cinematográfica.

Siempre le quedarán los ‘libros-fantasma’. Hágaselo venir a su terreno, busque referencias que lo lleven a su campo de acción.

Para quedar bien en cualquier cita: Manual de supervivencia para cenas urbanas

Los autores de este libro afirman que ante el delirio gastronómico de nuestros tiempos, una conversación interesante, a ser posible culta, es básica para obtener una cena de lo más sofisticada. Consejos:

Tener una llegada triunfal es imprescindible. Prodigarse en el arte de hablar en el ascensor puede hacerle ganar puntos entre los invitados y el anfitrión.

En toda cena suele haber un ‘periodistósofo’: cree saberlo todo y quiere compartirlo con los comensales. Huya, no caiga en su juego. Si decide batallar con un pedante profesional, busque aliados.

Si llegan los silencios, no diga obviedades, como “ha pasado un ángel”, para amueblar el mutismo. Es hora de sacara colación la hábil reforma del piso o la original decoración de la sala de estar.

La probabilidad de que se halle sentado junta a Jennifer Aniston es remotísima. Si se empeña en buscara la ‘girl next door’ (la chica de al lado) y no la encuentra, hágase el listo: exponga que es mejor fantasear con Ava Gardner. Ella sí es única.

Para triunfaren cualquier Trivial : El pequeño gran libro de la ignorancia

Para los que quieran arrasar en los concursos de la televisión -no en vano el libro es la adaptación de ‘Quite Interesting’, de la BBC-, en el Trivial o hacerse el listo en cualquier conversación con aquello tan manido de: “Sabíais qué…?”, aquí algunas increíbles respuestas:

Lo más grande que puede tragar una ballena es del tamaño de un pomelo. La garganta de este mamífero tiene casi el mismo diámetro que su ombligo.

Las marmotas han matado a más de 1.000 millones de personas. Y lo hacen a través de la tos, transmitiendo la peste bubónica. La máquina de vapor fue inventada en la antigua Grecia. Fue Herón en la Alejandría del año 62 a. C.

La montaña más alta no es el Everest, es Mauna Kea, en la isla de Hawai. Este volcán inactivo mide 4.206 metros pero si se cuenta desde el lecho marino hasta la cima, alcanza los 10.200 metros. ?

El hipopótamo es el mamífero africano que mata a más humanos, pisoteándolos.

.article h1 {cursor:help} .article h1 img {cursor:default} .article h2 {cursor:help} .article h2 img {cursor:default} .body p {cursor:help} .body p img {cursor:default} .cont_articulo h2 {cursor:help} .cont_articulo h3 {cursor:help} var g_cPartnerId = ‘adn.es-01′; var g_cTheme=’adn_1_0’;



et cetera