Tirando Ando











{17 November, 2009}   MOODLE, PARA ENSEÑAR



Moodle, la nueva forma de aprendizaje online


CHARI LÓPEZ-ROJAS

Cada vez son más los usuarios de Moodle, una plataforma para dar cursos a través de la web y que va ganando adeptos desde que fuera oficialmente lanzada en castellano en febrero de 2006. Este sistema de gestión de cursos que se distribuyen de manera gratuita por medio de la red, y cuya última versión (1.9.5+) fue revisada en mayo de este mismo año, ayuda cada día a miles de educadores que han creado comunidades para el aprendizaje on line tanto de alumnos como de otros profesores. Este tipo de plataformas tecnológicas son también conocidas como Learning Management Sistem o LMS.

El paquete de software Moodle, que se distribuye de forma gratuita Internet, es un proyecto desarrollado como forma de apoyo a una educación que se basa en una filosofía del aprendizaje, más concretamente en la “pedagogía construccionista social”. Fue creado por Martin Dougiamas, un trabajador de la Universidad Tecnológica de Curtin que se centró principalmente en las ideas del constructivismo -los usuarios construyen activamente nuevos conocimientos a medida que interactúa con su entorno y los transmiten a todos aquellos que usen el sistema, mejor que por medio de los libros y sus enseñanzas- y en el construccionismo o la teoría de que cualquier forma de aprendizaje es mucho más efectiva cuando se construye en base al conocimiento y las habilidades de cada estudiante con el fin de que comuniquen esos conocimientos y de que lleguen a otros estudiantes. Con ello, lo que se pretende es que exista una colaboración entre los internautas, se creen actividades o se hagan reflexiones críticas sobre los temas y los cursos que se imparten por medio de la web.

Sencillo y fácil de usar

Este software está formado por una tecnología muy sencilla y compatible con otros programas, por lo que es fácil de instalar y sólo requiere que exista para ello una base de datos. El código está escrito en PHP bajo la licencia GPL y se puede modificar de facilmente para satisfacer así las necesidades de los usuarios. Por esta razón, es muy apropiado para clases on line e incluso para ser usado en cursos presenciales, en los que las áreas donde se introducen los textos se editan usando HTML, es decir, tan fácil como hacerlo en el editor de texto de Windows. Así, un usuario puede usar, modificar o copiar la información de Moodle siempre y cuando proporcione el código fuente para otros usuarios y no modifique o elimine la licencia original o los derechos de autor de otras personas.

Una vez que se crea el sitio, éste es administrado por un usuario-administrador, que se elegirá durante la instalación de Moodle. La función de la administración será mantener la seguridad pero también delega parte de ella en el resto de los usuarios, que pueden darse de alta sólo mediante la verificación de una cuenta de correo electrónico, por lo que la tarea resulta muy sencilla para los estudiantes. El administrador será el que controle la creación de cursos y determine los profesores, asignando usuarios a cada uno de los cursos.

Los privilegios de los autores

Sin embargo, también se puede acceder a Moodle como autor. Una cuenta como autor de un curso permite, además de crearlos, determinar los profesores y asignar los usuarios a cada uno de ellos. El autor del curso podrá quitar privilegios de edición a los profesores para que no puedan modificar el curso y a su vez, los profesores pueden añadir una clave de matriculación para los cursos que impartan para que no puedan tener acceso aquellos que no sean sus estudiantes, a los que manualmente dan el alta y la baja. Moodle también ofrece la opción de dar de baja a aquellos estudiantes que permanezcan inactivos durante un periodo de tiempo establecido por el administrador, facilitando el trabajo a los profesores de los cursos.

Otra de las características que destacan en este sistema software es que cada usuario pude elegir el idioma que utilizará en Moodle, además de especificar zonas horarias con lo que las fechas de entrega de tareas o mensajes a los alumnos se traducirán a la zona horaria elegida, para que no existan confusiones a la hora de entrega de trabajos por parte de los alumnos. Desde Moodle también se anima a los estudiantes a crear su propio perfil online, en el que se pueden incluir descripciones, hobbies, fotos, etc.

La administración de los cursos implica que un profesor sin restricciones tendrá el control sobre todas las opciones de un curso e incluso podrá restringir a otros profesores. Asimismo, se puede elegir el formato de los cursos, bien semanal, por temas, basado en debates, etc. y se provee al estudiante de varias actividades para los cursos como son glosarios, foros, cuestionarios, encuestas, consultas, chats o talleres.

Uno de los puntos fuertes de este software, y uno de los que más agradecen los profesores, es el registro y seguimiento completo de los accesos de los usuarios, con el que se pueden ver informes de la actividad de cada estudiante mediante gráficas o detalles sobre el uso de cada módulo como número de veces que se ha leído el módulo, ultimo acceso al módulo o el historial de participación de cada estudiante, incluyendo mensajes enviados, entradas en el glosario, etc. en una sola página.

La palabra Moodle proviene del mismo verbo inglés que significa deambular, y por extensión se ha adaptado al concepto de hacer las cosas cuando le apetezca, apelando así a la creatividad y a una visión diferente del aprendizaje. La base de datos de usuarios registrados asciende los 21 millones y están distribuidos en más de 46.000 sitios web en todo el mundo, por lo que ya ha sido traducido a 75 idiomas para que puedan ser usados mundialmente por los moodler, los usuarios de este software.

Advertisements


et cetera